"ARTE EN SEDA, ORO Y PLATA" MANOS MAGICAS QUE CONFECCIONAN EL VESTIDO DE LA VIRGEN PARA LA NOCHE QUE NADIE DUERME

 

 

ARTE EN SEDA, ORO, COLOR Y PLATA

MANOS MAGICAS CONFECCIONAN EL VESTIDO DE LA VIRGEN DE LA CARIDAD PARA LA NOCHE QUE NADIE DUERME

 

 

POR: ALINA FERNANDEZ

Las Bordadoras de las Estrellas como se les conoces a las damas que confeccionan el vestido y manto de la Virgen de la Caridad este año confeccionaron un vestido lleno de oro y colores en homenaje a Carolina Hernández Castillo, quien estuvo a cargo 52 años consecutivos de la realización de la vestimenta.

Sin embargo, hoy en día el legado fue heredado a sus sobrinas Elvira y Laura Hernández, quienes en entrevista para este medio Expresión señalaron que ya son 53 años de que la familia está a cargo de esta labor, por lo que en conjunto con 52 bordadoras bordan el vestido y manto.

Describieron que el número de bordadoras coincide con el número de años que su tía Karito como le decían de cariño estuvo al frente, por lo que mencionaron que en conmemoración hoy el vestido lleva 52 estrellas, además el manto se eligió un estilo sevillano que era de la preferencia de su tía, asimismo este año lleva muchos colores al igual recordando que Carolina Hernández Castillo era cursillista.

Al respecto Elvira Hernández señalo que bordar el vestido lleva mucho tiempo de dedicación, por lo que este año el diseño que porta el vestido es el logotipo del año de la Misericordia, el cual fue diseñado por el Santo Padre Francisco y se le hicieron las adaptaciones.

ORO Y PLATA ENGALANAN EL VESTIDO DE LA VIRGEN

 Describió que el bordado dorado es canutillo de oro, y el color es plata fundida con el mismo, además lleva muchas flores bordadas, tiene mucho colorido, la tela del vestido es japonesa, el manto es shantu de seda, mismo que son cerca de 16 metros, el material es muy costoso y se llegan invertir cerca de cincuenta mil pesos.

Por su parte Laura Hernández dio a conocer que comenzaron a trabajar desde el mes de mayo, a realizar los dibujos, montar bastidores y a mediados del mismo mes se comenzó con el relleno, el dibujo de las flores que es un estilo sevillano.

Menciono que es una gran responsabilidad continuar con el legado, ya que reitero que no es fácil conseguir los materiales, “Gracias a Dios siempre hay personas que están dispuestas ayudar”; por lo que narro una anécdota de un año en el que no había dinero para el material, sin embargo, llegaron personas de la nada a cooperar para el material y dejaban su dirección y nunca se les encontró y volvió a ver, por lo que esto fue un milagro.

Es así como Laura y Elvira Hernández dijeron que siempre ponen todo de su parte por lo que en conjunto con las damas de las Bordadoras de las Estrellas realizan todo con amor y mucha fe y así continuaran por muchos años adelante.

Resaltaron que el cambio de la vestimenta de la Virgen es una ceremonia muy especial, en la cual se hace el cambio de ropa interior, el vestido, el manto, además que le obsequian a la Virgen perfume, peluca, anillo y pulsera.

Las Bordadoras de las Estrellas su trabajo de meses atrás en el bordado durante y la noche, no es retribuido económicamente, pero dicen que lo más importante es hacerlo por “amor a la Virgen”, ya que es un sentimiento muy bonito.

Cabe destacar que de esta forma es como la Virgen de la Caridad cada año estrena su vestimenta para salir a recorrer las principales tapizadas de tapetes multicolores durante la noche que nadie duerme.

Finalmente, Laura y Elvira Hernández dijeron que continuaran con este legado y es una tradición que gracias a esta labor es que se hace posible la noche que nadie duerme, los tapetes y el día de la procesión acompañar y venerar a la Virgen de la Caridad.

primi sui motori con e-max

Información adicional