LA LEYENDA DE LA ESTACIÓN SECRETA DEL METRO DE LA CDMX

Entre las historias que se cuentan del metro capitalino, hay una que habla de la estación secreta, una que nadie ha visto, pero que tiene una parte de leyenda y otra de realidad.

Con la cantidad de mitos y leyendas urbanas que existen sobre la Ciudad de México, es imposible que el metro, el sistema de transporte más importante de la ciudad, se libre de ellas. Dentro de sus larguísimos corredores subterráneos y estaciones intrincadas se alojan decenas de leyendas. Algunas de ellas anidan solo en la imaginación de los pasajeros, mientras que otras están basadas en la realidad. Una de estas últimas es la estación secreta

En el metro se han vivido amenazas de bomba, temblores y choques. Se han visto fantasmas (como el de Pino Suárez), y ratas gigantes. Se han desenterrado reliquias antropológicas, como un cráneo con más de 11 mil años de antigüedad que se encontró en el metro Balderas, cuando se hacían las excavaciones para construir la estación. Incluso se habla de estaciones clasificadas, las cuales, en teoría, están reservadas para el ejército, en caso de que se presente una emergencia de gran magnitud.

 

Sin embargo, una de las leyendas más sonadas es la estación secreta del metro, o la estación fantasma. Dicen que hay varias estaciones que nunca fueron inauguradas, y que ahora existen en un limbo entre la existencia y la no-existencia, sin vida humana que las pise. No obstante, nunca se ha podido comprobar su veracidad. La estación secreta que sí es de verdad es una réplica de estación de metro, la cual sirve para capacitar a los nuevos trabajadores.

 

Dicha estación se encuentra anexada a la estación del Metro Zaragoza de la Línea 1, en las instalaciones del Instituto de Capacitación y Desarrollo del Metro. Cuenta con el mismo mobiliario que una estación normal: iconografía, estación de control, taquilla, torniquetes y hasta la reproducción de un túnel. Sin embargo, no pasan trenes por aquí, ya que las réplicas se usan para enseñar y aprender las señalizaciones y lo que significan. También cuenta con una reproducción de un pupitre de control de tren, donde los operadores aprenden a operar los vagones de manejo.

De hecho, la estación secreta se puede visitar, pero se necesita tramitar una visita guiada por medio de un oficio en las oficinas de Atención al Usuario que están arriba del Metro Juárez. Así que ya sabes, la próxima vez que te hablen de estaciones fantasma, acuérdate de esta, que sí existe.

UN ROSTRO ALEGRE DE UN NIÑO DIOS DESPUES DE UNA RESTAURACION Y VESTIRLO PARA DIA DE LA CANDELARIA

 

UN ROSTRO ALEGRE DE UN NIÑO DIOS DESPUES DE UNA RESTAURACION Y VESTIRLO PARA DIA DE LA CANDELARIA

 

POR: ALINA FERNANDEZ

Al acercarse el 2 de febrero día en que la tradición se levanta al Niño Dios, y se presenta ante el altar, por lo que en las familias católicas, acostumbran vestir la imagen del niño Dios, por lo que los talleres de restauración de imágenes son abarrotados, esto debido a que algunas familias conservan imágenes de mas de ochenta años, y el paso del tiempo ha hecho que se despinten o se deterioren.


Es así como en el interior del mercado municipal de Huamantla, esta el taller de restauración de Niños Dios “Jose Y Maria” de Michell Medrano Salinas, quien ya lleva años dedicándose a este oficio, por lo regular en esta temporada.


Mostro que hasta el momento tiene cientos de Niños en restauración, que por lo general consiste en retoque general de toda la imagen, pero en su mayoría preciso que traen muchos Niños que traen rotos los dedos, de brazo y de cabeza, por lo que algunas veces se tiene que hacer el dedo o lo que se requiera, hasta que quede bien restaurado.


Dio a conocer que el material que ocupa es yeso y agua para su restauración, y la pintura al final, la reparación en cuanto a precios varia, ya que un dedo cuesta cuarenta pesos, el retoque de un niño de cien a ciento veinte pesos, por lo que sí es un niño de grado ya muy roto llega a costar de ciento cincuenta ciento sesenta pesos, el precio va depender del estado como venga la imagen acoto.


Expreso que restaurar Niños Dios es algo muy laborioso y requiere de mucho estar concentrado en el trabajo porque por cualquier detalle se nota mucho cuando se pinta, por lo que hay que igualar el color, pero este trabajo me agrada porque es muy entretenido y requiere de mucha concentración y se tiene que complacer a la gente.


Michell Medrano comento que dentro de sus experiencias que le han sucedido al reparar imágenes, es que a veces unos Niños Dios no se puede trabajar mucho en su proceso de reparación, y mi mama me ha dicho que le hable, y si le hablo al niño le digo palabras “te voy a componer” y si es como un milagro porque después ya puedo trabajar normal y eso que no se podía hacer el trabajo.


Recalco que una reparación de acuerdo a su complicación tarda, ya que puede ser el mismo día que quede terminada, y si es un trabajo completo dilata la restauración hasta tres días, asevero que restaura imágenes durante todo el año.

Finalmente dijo que espera que se sigan conservando estas tradiciones del día de la Candelaria y sobre todo que sigan teniendo las familias ese valor sentimental por sus niños de vestirlos y restaurarlos y ojala pase de generación en generación y nunca se pierdan.

TRADICION DE VESTIR AL NIÑO DIOS


Por otra parte en este mismo taller la mama del restaurador Michel Salinas, quien se dedica año con año a vestir cientos de imágenes de niño Dios que le llegan en esta temporada, por lo que en esto se refleja que aún perdura mucha fe y se conserva la tradición católica.


Expreso que tiene más de treinta variedades de vestidos por mencionar algunos: Niño de los Olivos, Niño de Atocha, Niño de las Rosas, Niño de Tlaxcala, Niño Doctor, Niño Cirujano entre otros.
Dijo que los vestidos que más se venden y pide la gente son: el Sagrado Corazón de Jesús, Niño de la Salud, Niño del Espíritu Santo, Niño de Tlaxcala y con su ropón o de bebe, es los que más prefieren.


Los días más concurridos son un día antes y el mismo día de la Candelaria.


A pesar de que la Iglesia ya prohibió que los Niños Dios se vistan de santos o bebes aún son pedidos en un treinta por ciento, en los últimos tres años se vende más la ropa blanca como ropones, el Niño de Tlaxcala, ha habido casos que gente ha pedido traje de futbolista, ya que son muy aficionados a este deporte, pero no trabajamos este tipo de traje, ya que al igual esta prohibido y es falta de respeto.


Por su parte al ser entrevistados algunos pobladores acerca de estas tradiciones comentaron al respecto:


“Cada año visto a mi Niño Dios y la verdad no me fijo en el precio, sino que lo que importa es que lo lleve a bendecir bien vestido, pero eso si cada año debe estrenar una nueva ropa” Maria Elena Méndez


Por otro lado algunos mencionaron al ser cuestionados dentro de esta temática, que ya cada año mejor vuelven a vestir sus imágenes con los vestidos que ya tienen.


Es así como en los diversos negocios un día antes de la Candelaria se pueden ver hasta las filas de las personas que quieren vestir a su niño, por lo que ya es una tradición dentro de la grey católica.

CULTO OTOMIE, MISTICISMO Y TRADICION EN DIA DE MUERTOS EN IXTENCO

FOTOGRAFIA: ALINA FERNANDEZ
 
MISTICISMO, CULTO OTOMIE Y RITOS PREHISPANICOS EN DIA DE MUERTOS


En Ixtenco se preservan las expresiones otomies ya que se celebra entre ritos nocturnos en el panteon alumbrados con velas y enormes ofrendas que sus habitantes efectuan en sus hogares de acuerdo a las creencias, que se han ido heredando de generación en generación.
El ultimo pueblo con una rica herencia Otomi de Tlaxcala, se distingue por el recibimiento a sus muertos con esmero y enormes altares y la mesa puesta con diversos platillos como: mole de guajolote, tamales, atole agrio, dulce de calabaza, pulque natural, pan de muerto y diversas frutas de temporada.
Todo esto lo ponen en cazuelas y ollas de barro, ademas de que no puede faltar el chiquehuite lleno de tortillas que hacen a mano las amas de casa de este municipio.
Asimismo Cipriano Hernandez Castillo Historiador de este lugar narra que entre los ritos practicados hasta hoy en dia, entre ellas es el colocar en la entrada de la casa una naranja con flores, que significa que ya se esta en espera de las almas, ademas de colocar los caminos de flores de cempasuchitl que en este municipio los colocan desde la calle para que sus seres queridos fallecidos se guien y lleguen hasta los enormes de altares de ofrendas que les prepararon ademas de las veladoras que iluminaran su camino.
Explico que entre las costumbres por ser pueblo que se dedica a la agricultura se coloca en las ofrendas un petate, huaraches, machetes y coton, pero una de las tradiciones mas importantes es el misticismo y culto wue se vive en la noche del dia primero.


TRADICIONES OTOMIES QUE NO TERMINAN

.En las honras funerales siguen siendo los moradores de Ixtenco, muy esplendidos con sus muertos. De costumbres antiguas por sus raíces indígenas otomiés; herederos de tradiciones familiares, son creyentes en la inmortalidad del alma y de la existencia de las ánimas que vienen a compartir un recuerdo. 
Actualmente la fiesta de los muertos goza de la mayor tradición en la entidad, con este motivo se desarrolla un tianguis especial, en el mismo se pueden adquirir aves para el sacrificio como son: gallinas, guajolotes etc., al igual huevos criollos, sahumerios, chepepextles, jarros, ollas, cazuelas, lebrillos de barro, además frutas de temporada, flores y pan de muerto, que se compran o elaboran en grandes cantidades, a la vez para justificar la excesiva adquisición siguen aplicando el proverbio otomí: lo que la boca dice la bolsa lo paga…y todos contentos, no faltan en este tianguis las calaveritas de azúcar, a las cuales se les agrega el nombre de las personas fallecidas, en fin se encuentra toda la materia prima necesaria para las celebraciones de todos santos, además de las tradicionales ceras artesanales, al respecto nos comenta el artesano en ceras: José Gabriel Rojas Larios quien elabora velas amarillas de cera de miel de abeja, que son ya contadas las familias que le realizan un pedido consistente en cuatro velas de un pabilo pero más larga y gruesa que la vela normal.
Expreso Cipriano Henandez que la tradición es formar una cruz con las velas orientadas a los cuatro puntos cardinales ya que sus llamas representan la ascensión del espíritu, sirven de guía a la vez que significan la luz que alumbra el camino.
Desde esta fecha, comienzan a participar todos los miembros de la familia, inician los hombres a escombrar un cuarto expresamente dedicado a los muertos, colocan una mesa grande, sobre ella un petate, aplicando su ingenio constara de siete niveles, mismos que pasará el alma del difunto para poder descansar. Se coloca una imagen del santo o virgen según a quien le tienen mayor devoción en el primer nivel, mientras que en el segundo se dedica a las animas del purgatorio, en el tercero se pone sal para los niños, en el cuarto va el pan de muerto, siendo el quinto para comida y fruta, en el sexto la foto del difunto del quien más afecto le tenía la familia y en el séptimo la cruz de un rosario hecho de tejocotes.
Las mujeres preparan los alimentos para la ofrenda, como el mole de guajolote, dulce de calabaza, tamales de haba, atole agrio con ayocotes y demás platillos basados en los gustos personales de cada familiar fallecido.
Los niños cortaran flores y pétalos para señalar el camino a las ánimas que nos visitaran, ayudaran en todo lo que puedan y felices irán por agua bendita al atrio de la iglesia de San Juan Bautista, lugar donde los mayordomos la proporcionan, mismo que se colocaran sobre la mesa de la ofrenda, dentro de un cantarito, igual servirá para regarla al finalizar el adorno de las tumbas de los difuntos en el campo santo.
Es asi como la festividad de todos los santos, máximo esplendor de las expresiones prehispánicas, españolas, mestiza y de la etnia otomí, cuyas tradiciones y creencias se entremezclan con profundo respeto. La población de Ixtenco, comparte sus creencias de que nos visitaran las ánimas de quienes tuvieron una vida ejemplar, la celebración conjuga alegría alejada del dolor, se humea el altar porque la ofrenda es dedicada a los familiares muertos, se ofrece agua y pulque en un jarrito de barro nuevo de color negro que significa luto y al ser elemento natural los muertos podrán saciar su sed, una veladora significa un finado, se agrega unas mas por alguna anima sola, dichas veladoras son hechas con aceite de nabo seco, recolectado previamente, el aceite natural significa trabajo y amor al campo, las calaveras representan a una persona fallecida, el maíz representa la cosecha, una faja bordada es símbolo del equilibrio, elegantes sahumerios del cual emerge el humo del incienso de copal simboliza el paso de la vida a la muerte, igual se coloca el objeto más preciado o que mas gustaba utilizar el difunto, se complementa el altar con el delicioso pan de muerto, frutas como un presente de la naturaleza, flores para la bienvenida del alma, cirios y platillos basados en el gusto de la persona que honran.

EL DIA DOS SIMBOLIZA LA UNION DE LOS OTOMIES DE IXTENCO

El dia dos de noviembre, es el último acto donde se simboliza la unión de los otomíes de Ixtenco, esto mediante la visita acostumbrada entre familias y amigos, quienes comparten parte de la ofrenda y en la convivencia se realiza un intercambio de comida, pan y fruta, esto puede durar varios días, se toma como una muestra de cariño por la persona fallecida según la casa que se visita, hay que recordar que en la época prehispánica la duración del culto a los muertos tardaba cuarenta días. deseando que el aroma de las flores perdure como un encanto para siempre, ademas del deposito de flores en las tumbas que suele ser acompañado por rezos de los familiares y colocando alfombras de petalos de rosa con esto dandoles la despedida y guiandolos en su camino.
 

"LAS MAYORDOMIAS PROTAGONISTAS DE LAS FIESTAS DE SAN JUAN IXTENCO"

QUE HAY DETRAS DE " LAS MAYORDOMIAS "
PROTAGONISTAS DE LA FIESTA DE SAN JUAN IXTENCO

Quienes cocinan 800 kilos de mole de matuma para ofrecerle a mas de tres mil visitantes

POR: ALINA FERNANDEZ

Las mayordomias son las principales protagonistas de la Fiesta de San Juan, gracias a ellas se llevan a cabo las tradiciones y costumbres cada año en la Feria del municipio de Ixtenco.

¿CUANDO SURGEN LAS MAYORDOMIAS?

Las mayordomias comenzaron a formarse en el municipio de San Juan Ixtenco en el año de 1716 aproximadamente, estas iniciaron debido a que el pueblo de Ixtenco siempre ha sido muy catolico, por lo que hasta la fecha se conservan, asi lo dio a conocer el cronista de este lugar Mateo Cajero.

¿QUE SON LAS MAYORDOMIAS?

Cabe mencionar que las mayordomías, son las protagonistas de la fiesta que preserva costumbres añejas como el novenario a San Juan con rituales surgidos de la fusión de creencias y culturas, como la elaboración de alfombras y arcos de semillas, los convites con la degustación de tamales, mole de matuma y atole agrio o fermentado.

 

LAS MAYORDOMIAS ACOSTUMBRAN DAR DE COMER A TODO EL PUEBLO

Una de sus costumbres es que el día 25 de junio las mayordomías acostumbran dar de comer hasta mas de tres mil personas que llegan de visitantes a su municipio, mientras afuera de la casa de los mayordomos se toca el teponaxtle, es así como la fe a San Juan hace que la fiesta a su patrón se vea enriquecida con fuegos pirotécnicos y música, además de dar a conocer su gastronomía que es el atole agrio, los tamales y el mole de matuma.

 

“EL ULTIMO PUEBLO DE LA BASTION OTOMI” :IXTENCO

El pueblo de Ixtenco se encuentra en la zona oriente del estado de Tlaxcala, dividido en nueve barrios, estos son: San Antonio primero y San Antonio segundo; San Juan primero y San Juan segundo; San Gabriel primero y san Gabriel segundo; La Resurrección primero y la Resurrección segundo y barrio de Santiago. Esta división de los barrios aunque más de las veces responde a fines socioreligiosos, en ocasiones, esta estructura es administrativa y organizativa de para facilitar el desarrollo de las actividades en conjunto con las autoridades civiles del municipio y al igual que las autoridades socio religiosas.

EL DIA DE LA FIESTA PREPARAN 800 KILOS DE MOLE DE MATUMA Y 120 LITROS DE ATOLE AGRIO

Es así como los  mayordomos el estar al frente de una mayordomía consta de tener el arte representativa del barrio, como lo es diversidad de eventos que lleva un periodo de un año, por lo que cada 24 de cada mes efectúa la celebración eucarística además de que se le ofrece a los asistentes tamales y atole agrio, asimismo de una comida con la finalidad de que los asistentes den su cooperación voluntaria para juntar fondos para la celebración.
 Una matuma se le llama a la celebración de la fiesta de un pueblo, asimismo dio a conocer que para el 24 Día de San Juan se preparan cerca de 120 litros de atole agrio y ochocientos kilos de carne para los visitantes que acudan a la mayordomía, además de que al igual se preparan tamales, se ofrece pulque, por lo que los gastos ascienden a cerca de 26 mil pesos entre comida, bandas de música y fuegos pirotécnicos.

Es asi como es que el dia 24 desde temprana hora las mujeres comienzan con los guisos para que en punto del mediodia comience el toque del teponaxcle como llamado a la gente de que es dia de fiesta y que ya pueden ir a comer, asimismo habitantes, visitantes llegan a deleitarse de la gastronomia que distingue a Ixtenco que es el mole de matuma, tamales y atole agrio, misma que se le ofrece a quien llegue a la casa de los mayordomos

MANOS MAGICAS DE ARTE QUE VISTEN EL CARNAVAL 55 AÑOS DE CONFECCIONAR TRAJES EN YAUHQUEMEHCAN: ALBERTO VAZQUEZ

 

MANOS MAGICAS DE ARTE QUE VISTEN EL CARNAVAL

55 AÑOS DE CONFECCIONAR TRAJES EN YAUHQUEMEHCAN: ALBERTO VAZQUEZ

POR: ALINA FERNANDEZ

Desde hace tres meses que sea el gran carnaval de Tlaxcala, artesanos comenzaron a preparar el diseño de su vestuario que lucen en estas fiestas carnestolendas.
Es así como este medio visito a un artesano oriundo del municipio de Yauhquemehcan, un lugar donde se vive uno de los mejores carnavales del estado sobre todo por la elegantuosidad de su vestuario, es así como detrás del carnaval existe trabajo y esfuerzo de artesanos que preparan todo lo que se utiliza.
Nuestro entrevistado es el artesano y también danzante Alberto Vázquez Vázquez quien talla mascaras en madera, confecciona los vistosos trajes y realiza los penachos que dan colorido y vida a las cuadrillas de huehues de este municipio, por lo que nos enriquecerá de información acerca de este tema.


¿Cuántos años lleva dedicándose a esta profesión de hacer mascaras, penachos y la confección en general del vestuario de un huehue?
Llevo 55 años como artesano del bruñido de mascaras, la realización de trajes y penachos de carnaval, además de ser integrante de la camada del Bicentenario del Centro San Dionisio Yauhquemehcan.
¿Desde cuando inicia con la preparación o diseño del vestuario para el carnaval del siguiente año?
Todo el año es de preparación para estas fiestas, en cuanto al vestuario y veinte días antes para ensayar los diez números musicales que se presentaran.


¿Cuánto cuesta el vestuario completo de un huehue?
“El vestuario de Carnaval es muy costoso”, se cotiza en ciento cincuenta mil pesos, incluyendo traje, mascara, botas y penacho.
¿Qué tipo de material utiliza para hacer las mascaras?
El material que utiliza es de una madera fina como lo es el cedro, ayacahuite y colorín, además de que varían en el diseño con o sin barba o con ojos movibles y dependiendo de estas características es el precio de una mascara.
¿Cuánto cuesta una mascara?
Normalmente vale tres mil quinientos pesos y dependiendo las características que pidan va ascendiendo el precio de esta.
¿En cuanto al traje de un huehue que tipo de material utiliza?
Mientras daba los últimos detalles de bordado a su traje que va a utilizar, Alberto Vázquez preciso “este tipo de trajes es muy laborioso, ya que la técnica que utilizo solo yo la hago, se llama cuatro por uno, que consiste en que se borda la figura en diverso materiales como chaquira, canutillo, chaquiron, lentejuela y mas accesorios que se le pueden ir agregando.


¿Qué figuras son las que borda regularmente en los trajes?
He implementado bordar sobre la tela de terciopelo figuras mexicanas, aztecas y tlaxcaltecas como el hombre águila, Xicohtencatl, Moctezuma además de caracterizarse por llevar una gargantilla con una figura del calendario azteca en el cuello que es una figura colgante que luce mucho en el traje.
¿Cuánto vale un traje como los que diseña?
Un traje como los que diseño vale ochenta mil pesos, por lo que es muy difícil que alguien los pague, “los diseño para mi y mi hijo”, su elegantuosidad merece que estén en un museo, destaco que un traje de estos llega a pesar quince kilos.
¿Los enormes penachos cuanto cuestan?
Los penachos se llegan a cotizar en veinte a treinta mil pesos, dependiendo de que tipo de plumas de faisán, gallo, avestruz, dichas plumas en doscientos cincuenta pesos cada una y las mas caras las de guacamaya teniendo un costo de seiscientos pesos cada una, además de llevar el calendario azteca.


¿Cada cuanto cambian su mascara y vestuario?
Algunos llegamos a cambiar los trajes cada año, otros cada dos años, por lo que no importa cuanto se invertirá en el carnaval sino lo que interesa es que luzca nuestro municipio.
Siempre en un carnaval las personas admiran el vestuario, las danzas y el colorido pero nunca conocen la expresión del rostro de la persona que esta debajo del traje y la mascara


¿Qué hay detrás de su arduo trabajo como artesano y danzante a la vez?
Mantener al público contento y tener la satisfacción de que le guste la presentación a los asistentes, el cansancio y esfuerzo valen la pena ya que es un orgullo ser aplaudido por la gente, pero sobre todo admirar nuestro trabajo de los trajes, mascaras y penachos.

Información adicional