COLUMNA: SANGRE CANONIZADA POR: PBRO RANULFO ROJAS BRETON

 

Sangre canonizada

P. Ranulfo Rojas Bretón

El Papa Francisco canonizará a Cristóbal, Antonio y Juan, adolescentes mártires que murieron convencidos de sus creencias y valores recién adquiridos. Estos pequeños asistieron a la primera escuela franciscana erigida en el nuevo mundo, que estuvo albergada en el palacio de Maxixcatzin, Señor de Ocotelulco en el cerro que vigila la hoy ciudad de Tlaxcala. En esa escuela, aprendieron la lengua castellana, los principios de la doctrina cristiana junto con artes y oficios traídos del viejo mundo. Ellos, como muchos niños, pidieron el bautismo y recibieron nombres de santos. La esperanza de los frailes era que la evangelización se diera a partir del aprendizaje de los niños y que ellos se convirtieran en catequistas de sus familias.

¿Qué tan difícil es que niños de esa edad sean capaces de afrontar riesgos por la fe o las convicciones que creen? Puede parecer increíble y difícil de creer. Normalmente se piensa en los niños como pequeños que no podrían tomar decisiones o que llenos de miedo huirían de los peligros, o que se pondrían a llorar, o se bloquearían y quedarían sin saber qué hacer. Pero la historia nos presenta hechos que muestran que los niños o adolescentes de esta edad, han sido capaces de proezas.

Los tres niños mártires, Cristóbal, Antonio y Juan fueron testimonio de una fe que comenzaba a arraigar en estas tierras. Si bien se ha criticado lo que pasó en muchos lados de una fe impuesta, el martirio de estos niños muestra también el testimonio de una fe aceptada y arraigada en el corazón de estos pequeños que fueron capaces de mostrar que no obstante su corta edad, llenos de una seguridad interna, sin importarles el miedo, nos dejaron ejemplo de una fe firme y sincera.

Un autor de finales del siglo II y principios del III, hizo célebre la frase “Sangre de Mártires, semilla de Cristianos”. Frase dicha al constatar que a pesar de las persecuciones que se hacían contra los cristianos, el número de los que querían unirse a esa fe era cada día mayor. Así que al ser martirizados, al derramarse su sangre, servía de abono para el crecimiento de la Iglesia.

Esa frase, bien que se puede citar al referirnos a lo que pasó después del martirio de Cristóbal, Antonio y Juan, primeros mártires de este nuevo mundo.

Mártir es una expresión cuyo origen griego significa “testigo” y que más específicamente significa: el que da testimonio de la muerte y la resurrección de Cristo, hasta llegar al derramamiento de su sangre, ya sea por una verdad de fe o de moral.

¿Cómo surgen estos mártires? Seguramente será una de las preguntas que más se hagan quienes comienzan a conocer lo poco que se sabe de estos pequeños. A la llegada de los primeros 12 franciscanos al mando de Fray Martín de Valencia, la preocupación de los religiosos fue iniciar un proceso de evangelización. Como los tlaxcaltecas no podían ser obligados a abrazar la fe que trajeron los españoles debido a la alianza entre la Corona Española y Tlaxcala, los frailes construyeron una escuela a la que asistían los hijos de los principales, tal como estaba acordado. La primera escuela funcionó en el señorío de Ocotelulco. Ahí todos los Caciques debían mandar a sus hijos para ser aleccionados en los conocimientos de la lengua, las artes y por supuesto de la religión. Fruto de esa escuela fueron Cristóbal martirizado por su propio padre de nombre

Acxotecatl en Atlihuetzia en el año de 1527 y Antonio y Juan martirizados en Cuauhtinchan, cerca de Tepeaca, Puebla en 1529.

COLUMNA: LA PRIMAVERA EN LA VIDA POR: PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

 

 

 

La primavera en la vida

P. Ranulfo Rojas Bretón

Las estaciones de la naturaleza (primavera, verano, otoño e invierno) nos dan muchas enseñanzas para la vida de cada persona. La primavera es un tiempo de renacimiento y renovación; es un tiempo de fertilidad y de fecundidad.

Nos damos cuenta que la primavera ha comenzado cuando el frío comienza a bajar y se comienza a sentir un calorcito rico, cuando el verde en las plantas comienza a aparecer descubriendo esos pequeños brotes en los troncos de los árboles como si despertaran del gran sueño invernal. Las aves comienzan con sus trinos de apareamiento y las lluvias mojan la tierra disponiéndola para el ciclo de crecimiento de las plantas cuyos brotes apenas están surgiendo.

El hombre que contempla este fenómeno natural también puede vivir su propia primavera, y más en este tiempo en que la desolación, la molestia y desesperanza provocada por el clima social tan adverso provocado por los efectos del gasolinazo y el alza de precios en los productos, bienes y servicios, alcanzan niveles dolorosos.

¿Se puede renacer, o renovarse vitalmente? Parece una pregunta con respuestas difíciles, aunque yo creo que para las personas que tenemos fe, seguramente que la respuesta es no solo sí se puede sino que “se debe”. Basta recordar lo que escribe San Pablo en su carta a los romanos capítulo 8: “¿Qué más podemos decir? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? Si ni siquiera perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos va a dar con él todo lo demás? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Dios mismo los declara justos. ¿Quién los condenará? ¿Acaso será Cristo, el que murió y, más aún, resucitó y está a la derecha de Dios intercediendo por nosotros ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Acaso las pruebas, la aflicción, la persecución, el hambre, la falta de todo, los peligros o la espada?... En todo esto salimos vencedores gracias a Aquel que nos amó. De la mano de la fe en Cristo puedo mucho.

La circunstancia de mi vida en estos momentos puede no ser grata o incluso hasta tensa e insatisfactoria, tal vez eso me tenga con una actitud agria o molesta. Tal vez no me sienta en estos momentos con una actitud positiva. A quien está pasando por situaciones difíciles la primavera se convierte en una maestra que nos da una gran enseñanza: Hay grandes posibilidades de renacer, de renovarse. No todo está acabado ni se ha escrito la última página en el libro de la vida, aún hay más, aún hay grandes posibilidades porque la misma naturaleza nos enseña que sea cual sea el efecto del invierno, la esperanza de la primavera está siempre presente.

El invierno se convierte en el tiempo de gestación de nuevas cosas, así como la mariposa que durante el frío invierno está en capullo ahí colgado de un árbol cual hoja seca y de manera imperceptible, pero ahí en la intimidad se va gestando las posibilidades de una hermosa mariposa y que llegando la primavera abrirá majestuosamente sus alas y mostrará al mundo su belleza. Así la vida pasa por inviernos pero siempre está presente la esperanza de nuevas primaveras.

La primavera de la naturaleza es la maestra en nuestra vida porque nos enseña a creer que siempre se puede hacer brotar pequeños gérmenes de vida en nuestros troncos secos marcados por el invierno de las penas y los sufrimientos. La primavera nos hace sonreír y disfrutar la regeneración de la vida y creer que de los errores y de las fallas se puede aprender.

Los cristianos debemos tener esperanza de la posibilidad de “rehacer al hombre” tal y como decía el papa Paulo VI allá por 1975 con la expresión de “rifare il uomo” y saber que siempre hay tiempo de abrirse a nuevas cosas como también lo expresaba el papa San Juan XXIII en 1959 “aggiornamento” para expresar la actitud de apertura a nuevas cosas.

COLUMNA: LINEAS DE EXPRESION: SIN VALOR Y RECONOCIMIENTO MUJERES OTOMIES EN TLAXCALA

LINEAS DE EXPRESION: SIN VALOR Y RECONOCIMIENTO MUJERES OTOMIES EN TLAXCALA

POR: LCC Alina Fernández

A pesar de que ayer haya sido el día internacional de la mujer, la artesana otomíe no es reconocida y su trabajo pasa desapercibido y es poco difundido.

Y es de reconocer que la mujer otomíe del municipio de Ixtenco, Tlaxcala es una mujer trabajadora, en la que aún se conservan varias tradiciones y costumbres y que se esmera día a día en trabajar y confeccionar sus artesanías para salir adelante y autoemplearse.

Las artesanías de pepenado, la gastronomía de maíz, bisutería de semillas y venta de semillas es el oficio de la mayoría de mujeres de este municipio, ya que ellas generan cada día ideas e imágenes en su arte con el mercado nacional e internacional donde los compradores ven un panorama amplio de las múltiples opciones que se tienen en Ixtenco, pueblo otomí que ha superado el paso del tiempo al conservar sus creencias y costumbres.

Cabe destacar que es lamentar que las personas locales no tomen mucho en cuenta ni valoran la artesanía otomí, esto lo lamentaron algunas artesanas de este lugar, las personas que más lo valoran son turistas nacionales e internacionales, son los que pagan lo que en realidad cuesta el trabajo de hacer un bordado de este tipo.

Ya que la artesanía de Ixtenco no solamente es material, sino un objeto simbólico y significativo, una cultura con una identidad propia llena de expresiones artísticas donde las formas y colores adquieren vida al ser apreciadas y valoradas.

Es así como este medio hizo una entrevista para conocer más de cerca a varias mujeres artesanas ixtenguenses que día a día elaboran artesanías.

TURISTAS INTERNACIONALES, QUIENES VALORAN Y PAGAN LAS ARTESANÍAS EN IXTENCO

La artesana Guadalupe, oriunda de este lugar, comentó que casi toda su vida se ha dedicado a confeccionar artesanías, inició cuando tenía nueve años, cuando observaba a su tía de edad avanzada que se ponía a bordar todas las tardes, para después -junto con su madre- armar camisas y blusas de pepenado para venderlas posteriormente en el municipio de Puebla, además de comerciar con semillas como pepitas, huesitos y obtener unos pesos para poder vivir.

Asimismo explicó que el bordado de pepenado que es tradicional que lo borden las mujeres de este municipio, lo que vale más es el trabajo más que el material, ya que explico que el bordado depende de la complejidad de la figura, indico que en los ceñidores se hace un mes más o menos y el bordado de pepenado y chaquira en una semana.

Explicó que se siente satisfecha por que dijo que ha realizado varios viajes en los que ha representado Tlaxcala y a sus artesanías, así como también ha recibido varios reconocimientos y fotografías que han salido en publicaciones nacionales e internacionales donde se pone en alto el nombre de Ixtenco.

De esta manera remarcó que a las personas que más les gusta su trabajo es a los turistas nacionales, pero más aún a los extranjeros, quienes prefieren que las prendas sean completamente artesanales desde el bordado realizado a mano.

Por su parte, María Guadalupe G. indicó que a las mujeres otomíes de este municipio desde pequeñas las enseñan a bordar el pepenado y en chaquira, además de hacer bisutería con semillas, confeccionar y bordar los ceñidores. Desde niñas comienzan a autoemplearse, además de que por ser unos de los municipios que conservan muchas tradiciones y costumbres, una mujer desde pequeña comienza a conocer el trabajo de autoempleo, a hacer tortillas, cocinar los platillos tradicionales de este municipio, usar las cocinas de humo, el baño de temazcal y trabajar en el campo.

Indicó que una mujer de Ixtenco es digna de reconocer por realizar varios trabajos al mismo tiempo, además de la cotidiana vida de realizar los labores del hogar, sin embargo lamentó que muchas veces la gente no reconoce su trabajo, a veces prefieren reconocer a la política o empresaria y no reconocer a la mujer que es luchadora social de su propia vida y de su entorno.

Y es así como no solo estas mujeres, sino también las de la sierra de Puebla que se observan en ciudades grandes, son quienes venden sus artesanías y nadie las valora. Son mujeres que se deberían reconocer en primer lugar por ser personas que conservan su cultura, tradiciones y confeccionan artesanías difíciles de realizar.

DEBATE Por Roberto Desachy Severino

 

DEBATE

Por Roberto Desachy Severino

Alfonso Esparza Ortiz y Francisco Vélez Pliego, reconocimiento mutuo en beneficio de la BUAP
Una imagen dice más que mil palabras y la foto que se tomaron este martes el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, y el director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSH), Francisco Vélez Pliego es absolutamente elocuente: su apretón de manos es firme, con las sonrisas llenas de sinceridad y confianza mutua: http://desdepuebla.com/las-ciencias-sociales-y-humanas-prioritarias-en-el-quehacer-institucional-alfonzo-esparza-ortiz/182248/.
Alfonso Esparza y Francisco Vélez Pliego han logrado tejer una sólida relación de respeto, reconocimiento, colaboración y trabajo institucional, que desde luego beneficia a la BUAP. La importancia de este hecho radica en que ambos dejaron atrás varios años de un trato tirante, distante y hasta difícil entre los miembros del ICSH con las pasadas administraciones centrales universitarias.
La calidad educativa del ICSH no es de ahora, sino de décadas. Su creador, el ex rector, Alfonso Vélez Pliego, fue más político que académico, pero logró conjuntar a un estupendo grupo de investigadores universitarios, miembros del SNI, cuyos méritos sociales y educativos están fuera de cualquier duda.
Sin embargo, por diferencias políticas-ideológicas, los rectores anteriores al actual fueron sumamente reacios a ponderar y/o reconocer el trabajo y los logros académicos de los miembros del ICSH. Esta situación cambió radicalmente con Alfonso Esparza Ortiz, quien sabe que es -y se asume como tal- el representante, defensor y promotor de TODOS los universitarios.
ZAVALISTAS Y EX PRIÍSTAS, SIN CANDIDATURAS AUTOMÁTICAS EN MORENA PUEBLA
Javier López Zavala y su grupo político no tendrán –en automático – las candidaturas de Morena. Se pueden sumar y trabajar por el proyecto de AMLO, pero ello no les garantiza a ellos, ni a nadie, el ser postulados por Morena en las elecciones federales y locales del 2018.
Una fuente muy confiable de Morena se comunicó con el columnista para aclarar que NADIE tiene asegurada una postulación en el 2018. Reconoció que gente de López Zavala, Mario Marín y otras fuerzas políticas, también del PAN, se ha acercado al partido por una candidatura, sin que ello implique que la lleven segura: http://desdepuebla.com/alejandro-armenta-no-pero-javier-lopez-zavala-si-es-admitido-por-amlo-en-morena/182193/.
Destacó que la dirigencia de Morena trabaja para tener una estructura sana, real, propia en el 2018 e, incluso, que ya está cerca de contar con el 100 por ciento de los comités seccionales, porque el propio dirigente estatal, Gabriel Biestro, ha creado decenas.
Reiteró lo que dijo AMLO, en el sentido de que será bienvenidos los que quieran ayudar a cambiar al país, aunque aseguró que la estructura zavalista no llegará al partido de AMLO y que éste no sabía ni quién era Javier López Zavala, hasta que alguien le aclaró que fue el candidato de Mario Marín en el 2010.
HASTA PANISTAS BUSCAN POSTULARSE EN MORENA
José Luis Loya Soto es un conocido panista de Huauchinango, pero en días pasados reconoció apoyar a su yerno, José Luis Fuentes Carranza, para que sea candidato a la presidencia municipal…por Morena.
Fuentes Carranza abrió su casa de gestión por Morena hace cerca de 15 días, pero vive en la casa de su suegro, quien – al parecer – le respalda en sus aspiraciones políticas y, por lo mismo, titubeó y se metió en problemas cuando fue interrogado por la prensa regional, que lo conoce como miembro del PAN, como se constata en el vídeo incluido en la columna.
También desde Huauchinango, una fuente informativa muy enterada comentó que los zavalistas de la región ya tienen precandidato a la alcaldía y que algunos estuvieron con AMLO en la firma de los acuerdos en Puebla el pasado sábado 18 de febrero. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, NADIE tiene asegurada las postulaciones locales y federales del 2018.

COLUMNA: ¿VICTIMAS O CULPABLES? POR: P. RANULFO ROJAS BRETON

 

 

¿Víctimas o culpables?


P. Ranulfo Rojas Bretón


La lucha de la mujer por ser reconocida, respetada, valorada y por lograr lo necesario para un desarrollo en igualdad de condiciones como las que tienen los hombres ha sido muy difícil y a pesar de los logros –que también son evidentes- aún persisten actitudes machistas y últimamente la misoginia ha estado más presente presente, tan así que se cuentan muchos casos de “feminicidio” en nuestra patria.
Sin querer hacer a un lado las luchas que se enfrentan, me parece que los temas pendientes en la vida ordinaria pasan mucho por cosas más sencillas y que tal vez por sencillas se sientan complicadas. La realidad que se vive en la convivencia social y que muestra claros signos de violencia contra las mujeres hacen que me haga varias preguntas: ¿De verdad son los hombres los necios que acusáis a la mujer sin razón, sin saber que sois la ocasión de lo mismo que culpáis? ¿De verdad son los hombres “en estos tiempos” los únicos culpables o la mujer tiene mucho que ver en ellos? Insisto en matizar “estos tiempos” porque el avance social y jurídico en el campo es muy evidente; hay leyes protectoras de la mujer desde niña, adolescente y adulta muy duras en contra de quienes las violenten, pero… siempre hay un gran pero… la aplicación y cumplimiento aún están lejos. Y de todo esto ¿El único culpable es el hombre? Me parece que no es el único culpable y no sé si sea el mayor culpable.
Me sorprende conocer a mujeres brillantes profesionalmente, mujeres que desarrollan un liderazgo importante, que incluso guían y aconsejan a mujeres; que conocen a la perfección sus derechos y que son capaz de enseñar lo dañino que es la violencia de género e incluso saben de las posibilidades legales y de asistencia social para favorecer el respeto a la dignidad y respeto de sus derechos; son mujeres no de clase baja y que tampoco carecen de formación académica, más aún, son mujeres de familias estables, pero, algo ha pasado en sus vidas que tal vez sin darse cuenta fueron permitiendo ciertas violaciones a cosas que pensaron “eran menores” o “detalles sin importancia” o “expresiones de amor” y dejaron que les limitaran sus actividades, que dejaran de estudiar, que dejaran de trabajar, que no visitaran a su familia, que no salieran con sus amigas, que no tuvieran secretos y dejaran abierto su celular, que le dieran a su pareja su contraseña de Facebook, o del celular, en fin, que permitieran les revisaran sus bolsos, su celular, su cuenta de Facebook, o sea, casi sin darse cuenta fueron perdiendo privacidad y libertad y se fueron convirtiendo en esclavas pues para todo tenían que solicitar permiso y esperar que se los dieran. Algunas permitieron que les levantaran la voz, que las ofendieran, que las golpearan e incluso fuesen violentadas sexualmente, bueno, muchas de ellas incluso son engañadas y ellas conocen y aceptan el engaño sin hacer nada más que “llorar su tragedia”. Así las cosas, se convierten en mujeres que han perdido su dignidad y hasta la vergüenza.
¿Por qué no han sido capaces de romper esas cadenas invisibles pero muy sensibles? Les pasa lo que a los elefantes en su domesticación. Cuando empieza la relación de pareja les sucede lo que a los elefantes cuando son bebés, les atan la pata a un clavo muy fuerte para su edad y él comienza a tirar con fuerza pero no logra liberarse de su atadura, lo intenta y lo intenta hasta que finalmente se cansa y se queda con la firme idea de que eso es imposible, así cuando crece en tamaño y fuerza, su instinto le señala la imposibilidad de liberarse y ya jamás hace el intento, ¿Qué ha pasado? Se acostumbró y se domesticó. Su fuerza es muy superior a la cadena y al clavo, pero su creencia es que liberarse es imposible.
Tal vez, muchas mujeres que sufren tipos de esclavitud, no se han dado cuenta de su fuerza, y creen que liberarse es imposible y no hacen ya nada por intentarlo más que resignarse y sufrir con cada violación a su dignidad y a sus derechos. Según yo, aquí si hay cierta culpabilidad porque hay información a montones y personas y amigas que les hacen ver tantas cosas pero lamentablemente se ciegan y espera un milagro que no sucede porque el milagro sería que decidieran comenzar a liberarse. Terminan según yo, teniendo culpa de lo que les sucede.

Información adicional