COLUMNA: "RITOS PREHISPANICOS EN IXTENCO POR DIA DE MUERTOS" POR: CIPRIANO HERNANDEZ CASTILLO

QUE SE QUEDE

Por: Cipriano Hernández Castillo

Con el objetivo de no transgredir el contenido ritual que caracteriza a las ofrendas, la gente compartió sus verdaderas creencias en sus respectivos domicilios en respuesta a una convocatoria emitida con anterioridad, con la finalidad de estimular la preservación de nuestras tradiciones sobre la celebración del día de muertos en un afán por prevalecer costumbres ancestrales “El arte de la fiesta, envilecido en casi todas partes. Se conservan intacto entre nosotros” diría Octavio Paz. Mi agradecimiento principalmente a las personas de mayor edad por su desinteresada participación, por permitir el acceso a sus domicilios escuchar su presentación y explicación del diseño y contenido de su ofrenda. Su tiempo permitió este compendio.

En las honras funerales siguen siendo los moradores de Ixtenco, muy esplendidos con sus muertos. De costumbres antiguas por sus raíces indígenas otomíes; herederos de tradiciones familiares, son creyentes en la inmortalidad del alma y de la existencia de las ánimas que vienen a compartir un recuerdo. Juan Coatl; fue el último sacerdote indígena, quien tenía como dioses a los montes y a las flores, su ofrenda era ofrecida con recursos naturales, estos otomíes prehispánicos rendían culto a sus muertos con ramas y flores, después se adoptó al pulque, según ellos era un deleite de sus dioses, así es como se agregó a la ofrenda que junto a las flores y sobre un petate depositado en la tierra, ofrecían a sus antepasados sin más adornos.

Ya con la conquista española llegaron los rezos y cantos, surgiendo una tradición mestiza que acostumbraba cortar parte de un árbol de ocote en forma de un crucifijo, de esta manera las cruces del antiguo panteón era naturales, aún perdura una que otra cruz o bien cruces gruesas y toscas donde se percibe el contacto con la naturaleza, también al morir los enterraban con todas sus ropas, pero sin construcción, así el ataúd entraba en contacto directo con la tierra.

Actualmente la fiesta de los muertos goza de la mayor tradición en la entidad, con este motivo se desarrolla un tianguis especial, en el mismo se pueden adquirir aves para el sacrificio como son gallinas, guajolotes etc., al igual huevos criollos, sahumerios, chepepextles, jarros, ollas, cazuelas, lebrillos de barro, además frutas de temporada, flores y pan de muerto que se compran o elaboran en grandes cantidades, los indígenas elaboraban un pan a base de maíz que era considerado el origen de la vida razón por la cual fue alimento indispensable, a la vez para justificar la excesiva adquisición siguen aplicando el proverbio otomí: “Lo que la boca dice la bolsa lo paga” y todos contentos, no faltan en este tianguis las calaveritas de azúcar, a las cuales se les agregan el nombre de las personas fallecidas, en fin se encuentra toda la materia prima necesaria para la celebración de todos santos, además de las tradicionales ceras artesanales.

Al respecto nos comenta el artesano en ceras: José Gabriel Rojas Larios quien elabora velas amarillas de cera de miel de abeja, como herencia tradicional familiar quien por estas fechas siempre recuerda al ser querido y su enseñanza: con el panal se hace la cera, que es lo que ejemplifica la dignidad, panal y abejas, representan lo perfecto, en la actualidad sin embargo nos dice que ya son contadas las familias que le realizan un pedido consistente en cuatro velas de un pabilo pero más larga y gruesa que la vela normal, ya es difícil adquirir la cera pura, además suele cristalizarse muy rápido y como resultado se torna quebradiza, sin embargo las mayordomías si pueden darse el lujo de solicitar un cirio especial para esta

fiesta de muertos, igual se enciende también durante el tiempo pascual, su costo es mayor con relación a los industrializados. Finalizo diciendo que la tradición es formar una cruz con las velas orientadas a los cuatro puntos cardinales ya que sus llamas representan la ascensión del espíritu, sirven de guía a la vez que significan la luz que alumbra el camino para ayudar al ofrendado a encontrar su altar o tumba., en ritos religiosos prehispánicos su luz significa principio de la vida.

Desde esta fecha, comienzan a participar todos los miembros de la familia, inician los hombres a escombrar un cuarto expresamente dedicado a los muertos, colocan una mesa grande, sobre ella un petate en lugar del típico mantel, aplicando su ingenio constara de siete niveles, mismos que pasara el alma del difunto para poder descansar. Se coloca una imagen del santo o virgen según a quien le tienen mayor devoción en el primer nivel. Mientras que en el segundo se dedica a las ánimas del purgatorio. En el tercero se pone sal para los niños. En el cuarto va el pan de muerto. Siendo el quinto para comida y fruta. En el sexto la foto del difunto con más afecto para la familia .y en el séptimo la cruz de un rosario hecho de tejocotes.

Las mujeres preparan los alimentos para la ofrenda, como el mole de guajolote, dulce de calabaza, tamales de haba y en general para vanagloriarse inician la elaboración del sabroso atole agrio, al gusto puede acompañarse con ayocotes previamente precocidos. Y demás platillos basados en los gustos personales de cada familiar fallecido.

Los niños cortaran flores y pétalos para señalar el camino a las animas que nos visitaran, ayudaran en todo lo que puedan y felices irán por agua bendita que borra los pecados veniales, al atrio de la iglesia de San Juan Bautista, lugar donde los mayordomos la proporcionan, misma que la colocaran sobre la mesa de la ofrenda, dentro de un cantarito, igual servirá para regarla al finalizar el adorno de las tumbas de los difuntos en el campo santo.

El próximo 28 de octubre se dedica a las animas de los accidentados o de los que murieron en desgracia, predominando la religiosidad católica y enlazándose con los ritos y costumbres arraigadas en los otomíes, así se mantiene la costumbre de los familiares en colocar la primera ofrenda a las doce horas, reza la persona mayor un rosario luego se encaminan para adornar la cruz colocada en el lugar del deceso con flor morada que representa luto, pata de león, flor amarilla de cempasúchil que representa la tierra y el camino de la perfección, de la santidad, flor de nube representa el cielo, lo mismo se hace en su sepulcro.

El día 29 nos visitan las animas de los niños que se creé, fueron al limbo porque lamentablemente no alcanzaron el bautismo. El día 30 nos platican las personas otomíes de mayor edad para que inculquemos a nuestros hijos las ventajas de escuchar la tradición oral y preservemos la tradición de nuestros antepasados indígenas quienes suman el culto a los fieles difuntos: dedicando una ofrenda por el ánima sola, unas flores sobre las tumbas olvidadas por diferentes circunstancias es admirable la devoción y fe que expresan al seguir venerando el recuerdo de una ánima sola, se siente que ellos no desearían serlo y con su ejemplo nos trasmiten esa mística, ese ritual que logra uno adueñarse a través de los años y que de nosotros depende no desaparezca. Nos vuelven a recalcar la importancia de los sucesos y sus ojos nos dicen que lo que no comprendemos no nos pertenece, por eso muchas costumbres bellas de esta celebración ha ido olvidándose gradualmente por no darse a entender.

El día 31 dedicado especialmente a los niños difuntos, la tradición es poner juguetes y dulces. En este día llegaran las animas y para alumbrar su camino a medio día se encienden ceras.

El 01 de noviembre, festividad de Todos los Santos, máximo esplendor de las expresiones prehispánicas, españolas, mestiza y de la etnia otomí, cuyas tradiciones y creencias se entremezclan con profundo respeto, agregando otros elementos a la ofrenda: Cruz de tierra, es parte de nuestro cuerpo, somos tierra y volvemos a la tierra símbolo del cuerpo cristiano. Cruz de sal significa que resucitara. Cruz de flor por su belleza. Así la población de Ixtenco, comparte sus creencias de que nos visitaran las ánimas de quienes tuvieron una vida ejemplar, la celebración conjuga alegría alejada del dolor. Se humea el altar porque la ofrenda es dedicada a los familiares muertos, se ofrece agua y pulque en un jarrito de barro nuevo de color negro que significa luto y al ser elemento natural los muertos podrán saciar su sed, una veladora significa un finado, se agrega una más por alguna anima sola, dichas veladoras son hechas con aceite de nabo seco recolectado previamente, el aceite natural significa trabajo y amor al campo, las calaveras representan a una persona fallecida, el maíz representa la cosecha, una faja bordada es símbolo del equilibrio, elegantes sahumerios del cual emerge el humo del incienso de copal simboliza el paso de la vida a la muerte, igual se coloca el objeto más preciado o que más gustaba utilizar el difunto, se complementa el altar con el delicioso pan de muerto, frutas como un presente de la naturaleza, flores para la bienvenida del alma, cirios. Además platillos basados en el gusto de la persona que honran. (Muchos hogares preparan una canasta extra con ofrenda dedicada para alguna ánima sola).

El 02 de Noviembre los fieles difuntos serán despedidos por la mañana para ellos se sahumara el altar posteriormente se celebra una misa presidida por el párroco de la población en la capilla de la santa cruz en el panteón antiguo, no olvidándose de los fieles difuntos del nuevo panteón a quien los mismos pobladores encaminan hasta este lugar donde ellos inician el camino a su morada, después de su misa se procede al depósito de flores sobre la cruz y tumba respectiva, suele ser acompañado por rezos de los familiares. Otra tradición que perdura es la de colocar sobre la puerta principal un adorno elaborado con flores de cempasúchil y una alfombra con pétalos de flores señalando el camino a casa donde habitaron y donde volverán a reunirse a través de sus almas benditas con sus seres queridos.

Al día siguiente, es el último acto donde se simboliza la unión de los otomíes de Ixtenco, esto mediante la visita acostumbrada entre familias, hermanos. Hijos, compadres y amigos, quienes comparten parte de la ofrenda y en la convivencia se realiza un intercambio de comida, pan y fruta, esto puede durar varios días, se toma como una muestra de cariño por la persona fallecida según la casa que se visita. Hay que recordar que en la época prehispánica la duración del culto a los muertos tardaba cuarenta días, los primeros veinte días dedicados a los niños, siguiendo la conmemoración a los difuntos mayores en igual número de días.

COLUMNA: "SAN JUDITAS TADEO" POR: PBRO: RANULFO ROJAS BRETON

San Juditas Tadeo

P. Ranulfo Rojas Bretón

En las últimas décadas San Judas Tadeo ha tenido un gran impacto y su devoción ha crecido muchísimo. Es conocido como el abogado de las causas difíciles y desesperadas, esto quiere decir que los fieles creyentes le tienen devoción y lo invocan como intercesor especialmente cuando se trata de situaciones complicadas, cuando se siente que el agua le está llegando al cuello y buscan de dónde asirse, ahí aparece la figura del apóstol vestido tradicionalmente de túnica blanca y manto verde, con una medalla y la imagen de Jesús de perfil, con una flamita en la cabeza y normalmente un mazo en la mano.

Recuerdo una película mexicana llamada “Santitos” donde la figura de San Juditas era la motivación para buscar a una hija que había muerto pero que la protagonista creía que estaba viva. Así que pedía una iluminación y la figura aparecía en varios lugares como si fuera una flama que iluminaba el camino de búsqueda. Esto refleja la conciencia de fe que subyace en el pueblo y que ve en las imágenes de sus santos sus protectores y debemos reconocerlo, incluso llega a la exageración de expresiones supersticiosas.

Y ¿Quién es San Judas Tadeo? ¿Qué se conoce de él? Judas Tadeo aparece último en la lista de los doce Apóstoles de Jesucristo (Mateo 10:3, Marco 3:18). No sabemos cuándo ni cómo entró a formar parte de los discípulos. Lucas le llama "Judas de Santiago" (Hechos 1:13). Juan aclara: "Judas, no el Iscariote" (Juan 14:22). Esta distinción es necesaria dado a que el Judas Iscariote fue quien traicionó a Jesús.

"Judas" es una palabra hebrea que significa: "alabanzas sean dadas a Dios". Tadeo quiere decir: "valiente para proclamar su fe"

El Apóstol Judas Tadeo, "el hermano de Santiago", era probablemente el hermano de Santiago el Menor, se lo menciona así por la notoriedad de Santiago en la Iglesia primitiva "¿No es éste -se preguntan maravillados los habitantes de Nazaret, ante la fama que acompaña a Jesús- el carpintero . . . el hermano de Santiago y de Judas?".

San Judas Tadeo es uno de los santos más populares a causa de los numerosos favores celestiales que consigue a sus devotos que le rezan con fe, especialmente en cuanto a conseguir empleo o casa. San Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de San Judas Tadeo.

Con frecuencia se ha confundido a San Judas Tadeo con el San Tadeo de la leyenda de Abgar y se ha dicho que murió apaciblemente en Beirut de Edessa. Según la tradición occidental, tal como aparece en la liturgia romana, se reunió en Mesopotamia con San Simón y que ambos predicaron varios años en Persia y ahí fueron martirizados. Existe un presunto relato del martirio de los dos Apóstoles; pero el texto latino no es ciertamente anterior a la segunda mitad del siglo VI. Dicho documento se ha atribuido a un tal Abdías, de quien se dice que fue discípulo de Simón y Judas y consagrado por ellos primer obispo de Babilonia. Según dice la antigua tradición, a San Simón lo

mataron aserrándolo por medio, y a San Judas Tadeo le cortaron la cabeza con un hacha y por eso lo pintan con un hacha en la mano. Por ello, la Iglesia de occidente los celebra juntos, en tanto que la Iglesia de oriente separa sus respectivas fiestas.

Algunos de los signos modernos de su iconografía dicen que: La medalla que tiene San Judas Tadeo tiene el retrato de Cristo, significa que Judas es siervo fiel, amigo y pariente de Cristo. La medalla está en el pecho, lo que simboliza que Tadeo lleva a Cristo en su corazón.

El bastón es el instrumento por el cual fue martirizado, murió a literalmente a mazazos, según algunas tradiciones de su martirio.

La flama sobre su cabeza es símbolo del Espíritu Santo (esa fue la forma en la que el Espíritu se manifestó el día de Pentecostés), como Apóstol de Cristo tiene al Espíritu Santo como su protector y guía.

Mucha gente lo tiene como santo protector, pero de manera especial la gente dedicada a profesiones de alto riesgo como policías, judiciales, tránsito. Pero también lo tienen como protector gente dedicada al narco, a robar y también es muy venerado en las cárceles. San Juditas es todo un personaje.

COLUMNA:PUNTO DE VISTA. "BURLA ´POLITICA"

Burla….
Cuando un político busca por la vía Independiente otra candidatura para continuar en el poder y pretende quitarse el estigma de haber participado a un partido politico, se está burlando de la ciudadania….
La mala conducta partidista la tienen tatuada, por lo tanto, ya no tienen CREDIBILIDAD, lo que tienen es una ambición desmedida, enfermiza, por el poder.
Asi por más que digan que ahora sí, van apoyar las causas justas en beneficio de los ciudadanos que se los crea su abuelita.
Por lo tanto, CANDIDATOS “INDEPENDIENTES”, que ya participaron dentro de un partido político mejor ni le busquen….La ciudadanía está harta de politicos reciclados y chapulines….
Lo peor, es que creen que todo quedará olvidado, su inoperancia, su falta de propuestas y sobre todo de acciones concretas en beneficio de la población es lo que lástima y enfurece.
Muchos de ellos se cambian como si cambiarán de “calcetines”, y bueno la deverguenza es la constante…
Usted votaría por alguien que ya tuvo su oportunidad y no dio resultado?
Las candidaturas independientes es de suponer, son para personas ajenas a la politica con calidad moral, probadas por su trabajo y buen ejemplo además de su buen juicio y sentido común....
Lamentablemente el permitir el "reciclaje" habla de un sistema obsoleto y cáduco…….
Por lo tanto, si se encuentra con un “independiente” pregúntele sus logros, sus gestiones, bueno ya de a “perdiz” su trabajo, a ver que razones le inventa…
Hoy pululan los Independientes muy pocos sin haber participado en politica, pero la mayoría con negros antecedentes como ex legisladores o ex alcaldes…..
Un ejemplo es Jaime Rodríguez el “bronco”, Gobernador de Nuevo León, y no es que no pueda, lo que ocurre es que concluya su encomienda, de hecho muchos regios se arrepienten el haber votado por él, imagínense, ahora quiere buscar la “grande” por esa vía, ver para creer….
Al tiempo ....

COLUMNA: "DOMINGO HISTORICO" POR PBRO: RANULFO ROJAS BRETON

Domingo histórico

P. Ranulfo Rojas Bretón

El domingo 15 de octubre, pasará a la historia de la Iglesia de Tlaxcala y de México como el día en que el Papa Francisco canonizó a los Niños Mártires de Tlaxcala, Cristóbal, Antonio y Juan, los primeros mártires de América.

La gran fiesta del domingo tiene como gran ofrenda la sangre preciosa de tres niños que aceptaron asistir al banquete preparado por Dios. No se fueron a su negocio ni a su campo, se fueron a participar en el banquete de bodas y se pusieron el traje de fiesta, ese traje resplandeciente de su sangre pero ya lavado con la sangre del Cordero al que reconocieron como su Señor y del cual aceptaron la marca en la frente. Estos pequeños niños, llevan la palma del martirio porque han dado testimonio con su vida de la fe que profesan.

Aún resuenan las palabras de Cristóbal a su padre Acxotecatl casi al morir: “Padre quiero que sepas que no estoy enojado, es más estoy muy contento y debes saber que me has hecho más honra que si me hubieras heredado tu Señorío”. Antonio y Juan respondieron con firmeza a Fray Martín de Valencia cuando los prevenía de la posibilidad de morir: “Padre, nos platicaste que crucificaron a san Pedro, que degollaron a san Pablo, que desollaron a san Bartolomé. Entonces si Dios se sirve de nuestra vida, seremos bendecidos”.

Estos pequeños desde ahora pertenecen al coro de los santos y glorifican a Dios día y noche. Ahora nosotros que nos sentimos orgullosos porque son como nosotros, de nuestros mismos pueblos, de nuestra misma raza y origen, debemos tomar su ejemplo y con valentía aceptar la invitación al banquete del Reino y con el traje de fiesta estar ahí dispuestos a compartir el cáliz que se nos ofrece. Hoy más que nunca, se necesita de católicos que no prefieran su campo o su negocio, sino que descubran la hermosura de participar en el banquete de Reino.

Tengo fresca la ceremonia del 6 de mayo de 1990 cuando el hoy Santo Juan Pablo II beatificara a los niños mártires en la Basílica de Guadalupe, pocos pensábamos que nos tocaría ver la canonización y con ello ver coronada la obra de Mons. Luis Munive, de Mons. Ángel Cano y de quienes pusieron las bases de esta obra y desde el cielo acompañan este acontecimiento. Seguro que se alegran desde el cielo y volverían a decirnos como lo hacía Don Luis: “se necesitan santos para que los imitemos”.

Hoy vemos culminada una obra y comienza otra. Es justo reconocer a quienes tomaron con amor esta obra y la continuaron hasta el día de hoy. Ahora seguirá la labor de hacer que el testimonio de estos niños, sean luz para los niños, adolescentes y jóvenes que contemplando su radicalidad y su compromiso, también quieran hacer algo por sus comunidades.

El orgullo de ver develarse las imágenes de los niños mártires en la plaza de San Pedro es maravilloso. Ahí están nuestros paisanos, como estandartes que debemos tomar y con la misma pasión ir a cada uno de nuestros ambientes como ellos lo hicieron en su tiempo, para proclamar la presencia de Dios y llevar su amor y misericordia a quienes tanto lo necesitan. Hay muchas periferias existenciales a las que no hemos llegado y que esperan un mensaje de amor. Los niños mártires son esa expresión de amor que se entrega, que se dona hasta dar la vida tal como Cristo se entregó y dio la vida por nosotros. ¿No te gustaría poder imitar a estos niños gloriosos?

COLUMNA "CREERNOS DUEÑOS" POR: PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

Creernos dueños

P. Ranulfo Rojas Bretón

Uno de los grandes males de la humanidad, desde mi punto de vista, es que hemos olvidado nuestro origen y nuestra misión en el mundo. La parábola de Jesús conocida como la de “los viñadores homicidas”, puede ayudarnos a recobrar la memoria. En ella se nos narra que un Señor (identificado como Dios) forma una viña (el mundo) y la arregla muy bien, es decir, la hace hermosa y productiva, todo lo hace bien, tal como nos lo relata el libro del Génesis, y la da en renta a unos viñadores con la tarea de hacerla producir y entregar el producto de la renta a su tiempo. La parábola narra que llegado el tiempo de la vendimia el Señor manda a servidores a pedir la parte acordada y ahí es cuando los viñadores no quieren cumplir. Agreden a los servidores y finalmente matan al hijo del dueño con la idea de apoderarse de la propiedad.

Me parece que el hombre siempre se ha sentido efectivamente “cuidador del mundo” y ha cumplido su tarea, pero, no falta la tentación de hacerse creer dueño y pensar que puede hacer con el mundo lo que quiere, y es cuando comienza a violentar todo tipo de leyes, las de la naturaleza y provoca el calentamiento global, las de la sana convivencia y comienza a agredir al otro y genera guerras, las leyes del orden biológico y quiere anular las diferencias de género al grado de querer dejar a la libertad y a la libre elección ser hombre o ser mujer.

En lugar de ser transformador y de cuidar la viña, me parece que nos hemos dedicado a destruirla y con ello nos estamos destruyendo. Cada vez hay más enfermedades, epidemias, huracanes, movimientos de tierra, etc., que si bien todos tienen explicaciones naturales, también debemos reconocer que lo hecho por el hombre ha contribuido al deterioro ambiental.

El hombre en muchas ocasiones “ha jugado a ser Dios” y en ello nos ha ido situaciones de muerte. No debemos olvidar que efectivamente el administrador, también es co creador, que estamos invitados a mejorar este mundo pero no estamos autorizados para deteriorarlo y dañarlo. Al final de todo, la conciencia que debemos tener es que el mundo no es nuestro que solo nos los “han rentado” y que en algún momento saldremos de él.

Algo que relata la parábola es lo que muchas veces queremos olvidar: “a los viñadores se les pedirá cuentas”. Todo administrador tiene que rendir cuentas y a cada uno de nosotros se nos pedirá cuentas de lo que hemos hecho con nuestro cuerpo, con nuestra vida, con nuestras familias, con nuestra sociedad, con nuestro mundo. Nadie se irá por la libre y nadie podrá escapar al juicio. Esto da miedo, pero solo si es que no estamos cumpliendo nuestra tarea, porque para quien está haciendo lo que debe, para quien está poniendo de su parte para hacer el bien, el juicio no le preocupa. Es como para el estudiante que se ha preparado, el examen no es preocupación.

Así que debemos tener conciencia de varias cosas: somos administradores, no dueños y continuamente se nos pide entregar la parte de los frutos que debemos ofrecer. Al final habrá un juicio sobre nuestra labor en este mundo, así que hay que ponerse las pilas y hacer la tarea. No nos creamos dueños ni de la vida ni del mundo.

Información adicional