COLUMNA: ARDENS ET LUCENS POR PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

Lucerna Ardens et Lucens

P. Ranulfo Rojas Bretón

Mi nueva casa será a partir de ahora el Seminario de Tlaxcala, la obra en la iglesia más trascendente porque significa tener el semillero para la formación de los futuros sacerdote. Don Luis Munive Escobar primer obispo de Tlaxcala lo llamaba “La niña de los ojos del obispo” y “el corazón de la Diócesis”. Don Luis comenzó su ministerio el 12 de noviembre de 1959 y una de las tareas principales que se propuso fue la construcción de un seminario. Hubo varias propuestas de lugares, entre ellas, los vecinos de Ocotlán ofrecieron el terreno, se valoró la oferta y también vecinos de Atlihuetzia ofrecieron terreno. En ambas había razones para la aceptación, Ocotlán el lugar de la aparición de la Virgen de Ocotlán, había sido párroco Don Luis y ahí también le ofrecieron el terreno para establecer la residencia del obispo. El terreno de Atlihuetzia se ubicaba a 5 kilómetros de Apizaco y a 12.5 de Tlaxcala, no había construcciones alrededor pero estaba en un lugar conocido como la “Y” griega, era el lugar del cruce de la carretera Tlaxcala – Apizaco y la Federal de México –Veracruz. Se ubicaba en el centro geográfico de Tlaxcala, eso podría ser significativo para una Iglesia que renacía. Don Luis optó por ese lugar y el 6 de marzo de 1960, el Delegado Apostólico Don Luigi Raymondi, bendijo y colocó la primera piedra de lo que sería el Seminario Conciliar de Nuestra Señora de Ocotlán. Pero como el Seminario no es la construcción sino las personas. El seminario de Tlaxcala oficialmente comenzó con un grupo de 32 chiquillos el 15 de febrero de 1962.

El Seminario de Tlaxcala tuvo su residencia en la Colegiata de la Basílica de Ocotlán, una parte del seminario también se ubicó en la Parroquia de San Agustín Tlaxco, luego se instaló en San Pablo Apetatitlán en las instalaciones que por mucho tiempo ocupó el Seminario de Puebla, mismas que dejó en 1968 y el Seminario de Huejutla. Hoy en dichas instalaciones se encuentra el Centro Diocesano de Pastoral y la Escuela de Música de la Diócesis de Tlaxcala. En julio 1967 se comenzó a habitar el que sería el Seminario de la “Y” griega y de manera oficial el 25 de marzo de 1969 cuando Don Luis Munive celebrabas sus Bodas de Plata Sacerdotales, Mons. Guido del Mestri, Delegado Apostólico en nuestro país contando con la presencia de varios obispos bendijo la Instalaciones del Seminario de Tlaxcala. Esa fue la primera vez que la imagen de la Virgen de Ocotlán visitó el Seminario en un acto muy solemne.

La construcción del Seminario tuvo para su tiempo una visión muy adelantada, pues apenas estaba la etapa de celebración del Concilio Vaticano II que cambió el rostro de la Iglesia y Don Luis ya pensaba en un seminario de puertas abiertas, “que todos los que pasen vean lo que pasa dentro del seminario”, conceptos que los seminarios de esa época no contemplaban, por eso se puede apreciar grandes espacios de cristal en toda la estructura del seminario, incluida la capilla. Al parecer de Don Luis, incluso la gente podría participar de la misa desde afuera pues desde los amplios corredores del primer y segundo piso se podrá contemplar lo que pasa en la capilla. Espacios abiertos, grandes jardines, canchas deportivas, alberca, auditorio, dormitorios comunes e individuales, todo eso estaba en la mente de Don Luis y poco a poco lo fue plasmando, sin olvidar la idea de establecer en una torre un observatorio. Ayudado por su compadre el maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin, fue plasmando el escudo que se convertiría en la imagen y la proyección de lo que se espera del Seminario de Tlaxcala. La Virgen de Ocotlán que se apareció dentro de un ocote ardiente, sería la patrona del seminario y el escudo tendría como centro ese

momento de aparición, sería protectora, pero también modelo. El fondo tiene a la Malintzi, el volcán tlaxcalteca, la señora de las faldas azules y en su valle, el suelo tlaxcalteca arado para recibir la semilla que germine y haga producir mucho fruto. Por eso el lema implica la proyección de quien esté en el seminario, ya sea sacerdote o no, debe ser una antorcha que arda, que sea flama y que su luz ilumine a los que se encuentran alrededor, así como lo dice el evangelio: “Nadie enciende una luz para esconderla, más bien la pondrá en la mesa para que ilumine”. Así todo el que tenga la oportunidad de estar en el seminario adquiere la responsabilidad de ser luz, de arder e iluminar sus ambientes. No se trata de un lema estrictamente sacerdotal pues implica tanto a sacerdotes como a laicos que tengan la dicha de estudiar en sus aulas, de orar en su capilla, de jugar en sus canchas, de comer en su comedor, de dormir en sus dormitorios y convivir en todos los espacios del seminario. Ahí aprenderían los principios básicos de amor a su Iglesia y a la Sociedad, de iluminar y ser productivos en bien de la gente a la que sirvan.

El seminario de Tlaxcala abrió sus puertas a Diócesis necesitadas, aquí han estudiado alumnos de Huejutla, Hidalgo, de Ciudad Guzmán, Jalisco, de Texcoco, de Nezahualcoyotl, de Cuautitlán, de Tehuacán, de algunas comunidades de religiosos e incluso de alumnos del extranjero, recuerdo a Pierre Paul Marret, una alumno haitiano y a Charles un alumno estadounidense.

Los frutos son abundantes, dos ex alumnos son obispos, Mons. Rutilo Muñoz Zamora, obispo de Coatzacoalcos, Veracruz y Mons. Pedro Juárez Meléndez, obispo de Tula, Hidalgo. Muchos ex alumnos han continuado su preparación especializada en universidades de México, Roma, España y Bélgica. También han egresado sacerdotes de distintas Diócesis y muchos exalumnos son brillantes profesionistas, empresarios y gente que destaca en los ramos a los que se dedica.

COLUMNA "VIVE LA FRANCE" POR PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

Vive la France

P. Ranulfo Rojas Bretón

Francia campeón del mundo en el recién terminado Mundial de Fútbol celebrado en Rusia. Un mundial que nos dejó enseñanzas importantes para nuestra vida y no solo para el fútbol. Una de las más fuertes para nosotros los mexicanos es que aunque nos duela, hay que reconocer que no basta el “imaginar cosas ching…” hay que prepararse y trabajar para que esas cosas que se imaginan puedan ser realidad. Y, es que el triunfo contra Alemania, el primero en la historia de los mundiales hizo albergar sueños que poco a poco fueron convirtiéndose en pesadilla para llegar al punto de partida y dejar para otra ocasión, no ya el ser campeones del mundo sino simplemente pasar al famoso quinto partido. De la mano de Juan Carlos Osorio, excelente metodólogo según muchos, vimos una preparación que a todos disgustaba, con eso de las famosas “rotaciones” que finalmente no se vieron en el mundial, pero que a juicio de muchos, –me incluyo- impidieron tener una preparación que permitiera “dominar un sistema” y saber a lo que se jugaba. Con más de cuarenta alineaciones, es difícil llegar a dominar un juego de conjunto y eso se reflejó en los partidos del mundial.

Pero, volviendo a Francia campeón, se ve el resultado de ser un país donde los principios de respeto y tolerancia son parte de la cultura. Desde el inicio de la Revolución Francesa a finales del siglo XVIII los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, se fueron plasmando en el modo de convivir hasta llegar a ser en este momento un país con una diversidad racial y cultural impresionante. No es que hayan abatido la discriminación, pero la tolerancia se ve más en Francia que en otros países. Ejemplo de ello es el origen de la mayoría de los seleccionados franceses. El dominio de África es impresionante y la razón es la política de Francia como potencia expansionista en los siglos XVII, XVIII, XIX y XX, de tal manera, que los países que fueron dominados, al paso del tiempo han llegado a tener vínculos que les permite a sus ciudadanos adquirir la nacionalidad francesa.

Francia actualmente es un mosaico y la presencia africana es dominante. Una muestra es la selección francesa donde casi todos los jugadores han nacido fuera de Francia pero tienen la nacionalidad. Eso permite que se desarrolle una potencia impresionante que favorece el triunfo que hoy celebran. En 1998 la figura era el argelino Zinedine Zidane, hoy las figuras abundan y todos son de ascendencia africana. La tolerancia y respeto cultivados en Francia deben ser una enseñanza para la sana convivencia entre las diferentes naciones. Hay todavía un camino largo pero esperemos que pronto se pueda vivir “el respeto al derecho ajeno”.

Croacia, según muchos, es campeón del mundo porque se ha ganado el corazón de todos. Normalmente hay una disposición afectiva para el débil, pero este mundial permitió conocer un poco más de este pequeño país Balcánico de apenas cuatro millones de habitantes de mayoría católica. Hace tiempo, un amigo croata me permitió conocer un poco más el drama que vivió este país, tanto bajo la dominación de la desaparecida URSSS, bajo el líder Tito Khrushchev, como en la tristemente famosa “Guerra de los Balcanes” en la que a finales de los ochentas se enfrentaron Serbios, Bosnios y Croatas en una guerra cruel que destruyó a esos países. Un país de luchadores y que hoy son reconocidos por sus triunfos en los mundiales.

Felicitaciones a Francia y de manera especial a Croacia que con poco ha hecho mucho.

COLUMNA: "DISCIPLINAR LA MENTE" POR PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

Disciplinar la mente

P. Ranulfo Rojas Bretón

Desde niño aprendí que para la vocación no hay vacación, que durante las vacaciones se debe reforzar los hábitos aprendidos y no dejar que las vacaciones se conviertan en tiempo perdido. Lo más difícil en el aprendizaje es disciplinar la mente. Entender que la mente no necesita vacaciones y que así como el cuerpo también necesita fortalecerse y seguir aprendiendo.

La necesidad de una disciplina mental, esa nunca ha pasado de moda y cada día es más exigente. De tal manera, que en nuestro mundo tan globalizado, con tantos medios a nuestro alcance y con tanta información, la necesidad de mayor disciplina es una condición necesaria para el aprendizaje moderno porque hoy el niño ya no razona, simplemente ve escritos, o si domina su computadora y le dejan una tarea, ve el escrito, lo bloquea, lo pega y así sin razonar sobre el escrito, entrega la tarea. La capacidad de razonar, de reflexionar es más limitada y en este tiempo moderno, la disciplina es más necesaria. ¿Qué se puede hacer para que haya disciplina en el proceso de aprendizaje moderno? Se necesita disponer tiempos, eliminar distractores, forzar a la lectura, la retención, la reflexión y el desarrollo de ideas. Que el niño más que repetidor se convierta en un creador de pensamiento. Que explique con sus propias palabras lo que entendió del escrito que leyó. Que sea capaz de poner por escrito una idea.

Es necesario preguntarse ¿Tiene el niño tiempo definido para estudiar en su casa? ¿Dispone de un lugar exclusivo para su estudio? ¿Cuándo estudia tiene apagada la televisión? ¿No escucha música mientras estudia? ¿Se dedica solo al estudio o simultáneamente está comiendo o jugando? ¿Si ocupa la computadora, solo la ocupa para sus tareas o mientras hace tareas, chatea con sus amigos o escucha música? Con todas estas preguntas uno puede tener claro qué tanta disciplina mental tiene un niño o le falta. Además, debe tenerse control de su modo de leer, su capacidad para retener. Ejercicios que desde la primaria se llamaban de lectura comprensión y exposición. Ejercicios de cuenta cuentos son importantes para ver el grado de comprensión que tienen los niños, pues de un cuento que el niño lee y luego lo expone a sus compañeros se ve el grado de comprensión que tiene.

Disciplina en su origen viene de discípulo, el discípulo está al pendiente del maestro para aprender todo lo que le ve al maestro. Obvio, en la antigüedad no había libros de texto y el aprendiz tenía que estar atento. Así, el discípulo tenía que aplicar sus sentidos totalmente hacia el maestro para ir captando todo aquello que el maestro enseñaba. Discipulado, se fue haciendo disciplina, es decir se fue exigiendo a sí mismo tomar actitudes que lo capacitaran para estar más atento. Vencerse a sí mismo, por eso disciplina es un ejercicio de dominio, de orden, de fortaleza. Así como en el ámbito militar el soldado se ejercita (disciplina) para soportar frío, hambre, sueño, y soló el más fuerte, el que más soporta las exigencias se convierte en el mejor. Así en el aprendizaje, quien se disciplina mentalmente para aprender, se convierte en el mejor porque se capacita para aprender más que los demás

COLUMNA: "AMLO PRESIDENTE" POR PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

 

AMLO Presidente

P. Ranulfo Rojas Bretón

Así sin sorpresas y con muy poco tiempo después de cerrar las casillas, se confirmó lo que las encuestas venían afirmando desde meses atrás: “la ventaja para Andrés Manuel López Obrador sería abrumadora”. Y, efectivamente así lo fue.

Me agradó la madurez política del PRI que apenas unos minutos después de las 8 pm, ofrecieran una conferencia de prensa y en un discurso emotivo, José Antonio Meade, reconociera que según sus números, la votación no le favorecía y que todo apuntaba a que Andrés Manuel sería el ganador y reconocía su derrota, además de ser el primero en reconocer el triunfo de AMLO.

Minutos después el candidato Ricardo Anaya, también salió a reconocer los resultados adversos y el triunfo de Andrés Manuel. Así de una manera muy rápida se desactivó cualquier situación de molestia o de conflicto que se pudiera suscitar, tal y como ha ocurrido en otras elecciones.

Esta votación superó en margen la que en el 2000 tuvo Vicente Fox y que también recibió el reconocimiento, en aquel tiempo del Presidente Zedillo y luego del candidato Francisco Labastida. Aquella fue histórica porque fue la primera vez que el PRI perdió la Presidencia de la República.

Si bien el margen era previsto y no hubo sorpresas, el hecho del reconocimiento inmediato de los candidatos perdedores, es de alabar y ayuda a la madurez de la democracia. Es algo que alabamos de otros países y que deseamos sea parte de nuestra cultura democrática. Nos hace falta madurez y aunque sabemos que las campañas no fueron nada tersas y hubo demasiados ataques, el hecho de que pasando la elección se reconozca la derrota y se ofrezca la mano para sumarse, tal como lo hicieron los dos candidatos, fue uno de los mejores signos que se pudieron ofrecer. Estoy seguro que eso abonará a que los electores dejen de verse enfrentados y logremos ver primero por el país antes de ver por nuestros intereses.

Una sorpresa fue el “efecto Peje”, sorpresa para mí, porque no creí que AMLO arrastrara a todos los candidatos de MORENA, muchos de ellos “casi ni hicieron campaña”, algunos era desconocidos en la política o apenas era su primera participación y sin embargo, amparados en la figura del candidato presidencial tuvieron un triunfo sonado.

La geografía política cambiará y ahora los partidos políticos tendrán tiempo para reflexionar y hacer su propia evaluación. El presidente de PRI fue muy certero en su participación y seguro cada partido tendrá tiempo de hacer su balance y como se dice en el argot futbolístico “lamerse sus heridas” y mirar hacia el futuro.

Por lo pronto es tiempo de celebrar victorias y dolerse de las derrotas, ya vendrá el tiempo de pensar en lo que sigue y de reconocer que ahora las esperanzas despertadas exigirán resultados. Resonará la voz de AMLO en el Zócalo diciendo: “No les voy a fallar” y por el bien de México esperamos que así sea.

COLUMNA: "CRISTIANISMO Y ELECCIONES" POR: PBRO. RANULFO ROJAS BRETON

Cristianismo y elecciones

P. Ranulfo Rojas Bretón

¿Votar y ser cristiano tiene relación?, la religión y el ejercicio del voto pareciera ser un tabú, sin embargo, no debemos confundir las cosas y entender que seas cristiano, budista, ateo o musulmán, todos, independientemente de la religión que profesemos, tenemos un compromiso con nuestra Patria y en esta elección es la de votar. ¿Pero, cómo debe votar un cristiano?

La tarea del cristiano es tomar conciencia de la responsabilidad social que tiene y acercarse a las urnas para EMITIR UN VOTO LIBRE, RESPONSABLE Y MADURO. Libre, porque no debemos dejarnos coaccionar por nadie. Eso de que “si no votas por fulano te corro”, “aquí todos votamos por fulano”, “vota por tal o cual candidato o vas a tener represalias” son o deben ser condiciones de un pasado que ya no existe. Nadie te puede intimidar, nadie te puede coaccionar, tú debes asistir a las urnas y ahí en la intimidad con tu conciencia emitir tu voto por quien tú creas que es la mejor opción. La libertad es la primera condición de un voto.

La segunda tarea es la Responsabilidad, no se debe emitir un voto al “ai´ se va” o como algunas personas lo hacen, van a votar y ponen leyendas ofensivas, agresivas, denigrantes en la boleta o incluso leyendas de burla o cómicas. La responsabilidad implica la seguridad de que mi participación es valiosa y que es algo muy serio que no puedo dejarlo a la improvisación.

Una tercera tarea es la Madurez, un voto maduro implica razonamiento, tiempo de pensar y de valoración. La pregunta que me debo hacer es ¿Por quién voy a votar? Y ¿Por qué voy a votar por esa persona? No puedo votar por el photoshop o por el eslogan, o por la propaganda, o por las encuestas, la madurez implica tiempo para ver propuestas, analizar contenidos, pensar que estamos eligiendo a gobernantes, que en cada voto va un asentimiento a sus propuestas y debe tratarse con toda madurez.

El cristiano debe votar también en un ambiente de oración, no se puede olvidar que como creyentes Jesús mismo nos pidió que nuestra oración al Padre fuese “insistente” así como cuando el amigo va a pedir los panes para el visitante que recién llegó: “Yo se los aseguro que se levantará a dárselos no tanto porque sea su amigo sino por su molesta insistencia”, “¿Ustedes creen que mi Padre no escuchará a quienes día y noche le piden algo?” Nosotros no podemos olvidar el compromiso de oración que tenemos ante nuestra sociedad, pues los creyentes que oramos al Padre estamos convencidos que “si nos ponemos de acuerdo en la oración, El Padre nos concederá lo que le pidamos”.

Para esta jornada electoral debemos intensificar nuestras jornadas de oración, pidiendo a Dios nos ayude e ilumine el entendimiento para que cada uno de los electores emitan un voto libre, responsable y maduro, sin que influya en su decisión nada que no sea un compromiso con su propia conciencia de tal manera que su votación sea un ejercicio no solo ciudadano, sino digno de un católico bien formado, responsable y comprometido con su fe.

Información adicional